MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LAS VIVIENDAS SOCIALES DE ESTATUTO DE AUTONOMÍA

20/08/21


MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DE LAS VIVIENDAS SOCIALES DE ESTATUTO DE AUTONOMÍA

Unas 200 personas, según fuentes de la Policía, participaron en la tarde de ayer en la manifestación convocada por los inquilinos de las 91 viviendas sociales de la calle Estatuto de Autonomía, en La Alcarrachela. El objetivo era reclamar a la Junta de Andalucía que ejerza el derecho de retracto sobre las viviendas para que sigan siendo públicas. Las 91 viviendas salieron a subasta como consecuencia de la liquidación de la empresa municipal Sedesa, y fueron adquiridas por un fondo de inversión privado, por 1.150.000 euros. En torno a las ocho y cuarto de la tarde daba comienzo la manifestación, que partía desde la calle Estatuto de Autonomía con destino a la Plaza de España. El alcalde de Écija, David Javier García Ostos, participó en la misma mostrando el apoyo del Gobierno Local a los inquilinos de las viviendas. Además, asistieron representantes de varios partidos políticos: por parte del PSOE, todos los miembros del equipo de gobierno a nivel local, así como otros líderes como Verónica Pérez, secretaria general del PSOE de Sevilla y parlamentaria andaluza; Felipe López, ex consejero de Fomento y Vivienda y actual parlamentario andaluz por Jaén; Beatriz Rubiño, parlamentaria andaluza por Málaga y portavoz de Fomento, y José Losada, diputado nacional por Sevilla. Otros grupos políticos, como Fuerza Ecijana, Izquierda Unida y Podemos Écija, también mostraron su apoyo a los vecinos, participando en la manifestación con sus portavoces al frente. Los manifestantes, desde la Alcarrachela, se dirigieron hacia la Plaza de España, coreando diversas consignas reclamando a la Junta que ejerza el derecho de retracto para que las viviendas sigan siendo públicas.

En este sentido, el alcalde de Écija, David Javier García Ostos, señaló que “los vecinos están reivindicando sus derechos y el propio ayuntamiento también hace lo propio, porque no olvidemos que son 91 viviendas cuyo coste fue superior a los 3 millones y que ahora caen en manos privadas por 1.150.000  euros, a unos 13.000 euros la vivienda. Este patrimonio público tiene que volver a ser de la ciudad”. El alcalde añadió que “la Junta de Andalucía no ha hecho su trabajo y no tenía que haber permitido que las viviendas cayesen en manos privadas. La Junta tiene que cumplir lo que ha venido diciendo en los últimos años, porque hasta por escrito se nos dijo que ejercería el derecho de retracto”.

Actualmente, el ayuntamiento de Écija está inmerso en plena batalla legal. El Consistorio ha presentado un recurso de alzada para intentar dar marcha atrás a la decisión de la Junta de no intervenir en la adjudicación de las viviendas por subasta pública a un fondo de inversión privado. En este sentido, García Ostos indicó que “tenemos que intentar que legalmente la venta no sea admitida, y queremos que la Junta ejerza el derecho de retracto. Si no nos dan soluciones, iremos por la vía judicial. Es la Junta –concluyó el alcalde- la que tiene que solucionar la situación de estas familias”.

Los manifestantes, tras concentrarse durante unos minutos en la plaza de España, regresaron, pasadas las nueve de la noche, a la barriada de La Alcarrachela, punto final de esta acción de protesta, la segunda que se lleva a cabo tras la celebrada el pasado 26 de julio, cuando más de 120 personas se concentraron a las puertas del Palacio de Benamejí con el mismo objetivo, el de reclamar a la Junta de Andalucía que ejerza el derecho de retracto.